12 febrero, 2016

Un fin de semana en Barcelona

Un fin de semana en Barcelona

Cuando mi marido y yo nos decidimos a tener hijos, lo teníamos bien claro. El tener hijos no nos iba a impedir seguir viajando, ya que era nuestra pasión de novios, y no por ello teníamos que dejar de hacerlo. Eso sí, hay que hacerlo pero adaptándonos a ellos Así lo hemos hecho en nuestro último viaje a Barcelona. Por ejemplo antes íbamos a hostales o incluso dormíamos en el coche, ahora, nos alojamos en hoteles, como por ejemplo en Mercer Barcelona, para así estar todos cómodos.

Estuvimos dos días y decidimos hacer muchas actividades. Os voy a resumir como fue este fin de semana en la ciudad condal.

Pero lo que más les gustó fue la visita a los toboganes gigantes. Están en el parque de Diagonal Mar, un poco lejos del hotel de cinco estrellas de Barcelona donde estábamos alojados, pero vale la pena conocerlo. Nosotros estuvimos hace poco y a los niños ¡les gustó mucho! . Tiene un lago muy grande, montañas de césped donde subir y bajar y hacer la croqueta y los exitosos toboganes gigantes. Hay de varias medidas y de distintas inclinaciones. Lo que sí te recomiendo es que lleves cartones, toalla o algo parecido, para poder deslizarte por ellos. A nosotros nos dejaron unos cartones grandes donde cabían los dos niños. Otra opción es llevar chándal, porque al ser material sintético también se desliza bien.

Una vez que estuvimos allí, aprovechamos para visitar más cosas. No faltó el paseo por Palo Alto Market, pero solo si es un primer fin de semana de mes, un baño en la playa, una visita al museu blau, os recomiendo con todas mis fuerzas, además es entrada gratis o un paseo en bici por la Diagonal o el paseo marítimo.

Al día siguiente hicimos algo muy original. Fuimos al antiguo mercat del Born que ahora se ha convertido en un centro cultural que ofrece una gran oferta educativa y cultural. Las actividades que puedes realizar allí son muy variadas como por ejemplo, juegos de pistas para niños, talleres, conciertos infantiles, cine, teatro, sesiones de cuentacuentos y muchas cosas más. Mis hijos participaron en un taller muy divertido, como el “Misterio en la Corte del Veguer”, donde tenían que investigar con unas pistas.

shutterstock_292150208reducida

Un segundo día

Si tus hijos tienes interés por el arte contemporáneo ya sé que no es habitual, pero puede ser. Una gran elección es visitar el Museo de Arte Contemporáneo, situado en el barrio de El Raval. En mi caso había una exposición sobre el tamaño de las cosas. ¿Existen medidas incomprensibles? ¿qué significa gran tamaño? ¿Qué significa ser grande o ser mayor? ¿Qué valores ponemos en diálogo cuando nos imaginamos lo grande y lo pequeño? Son algunas de las preguntas que nos contestaron en esta exposición dedicada para niños hasta cinco años.

Mi última recomendación es visitar el parque de atracciones del Tibidabo. El Tibidabo es la montaña que se puede ver al norte de la ciudad. En ella, está el parque de atracciones que lleva el mismo nombre. Además lo mejor es que no es necesario disponer de vehículo propio, aunque esté en la montaña. Ya que hay una combinación muy divertida para ir en transporte público. Algo que los niños agradecieron mucho, porque les gusto eso de subirse y bajarse del metro. Afortunadamente no pillamos la huelga de autobuses, que había sido una semana antes.

De esta manera pasamos un fin de semana de los de recordar para siempre junto a mis niños. Además disfrutamos de uno de los mejores hoteles de lujo de Barcelona así que no podemos pedir más.