16 enero, 2019

Qué tejas elegir para tú tejado

Qué tejas elegir para tú tejado

Estás pensando en un material resistente y duradero, a la vez que atractivo, para la construcción de tu nuevo tejado, y no sabes si poner teja o pizarra. Y por otro lado, está la cuestión económica, que tampoco te quieres dejar un dineral. Claro que, también sabes que lo barato sale caro, así que no te decides, y con las dudas, tu casa todavía está sin terminar. Pues bien, en este post, trataremos de aclararte algunas dudas, y quién sabe, puede que te ayude a tomar una decisión. Empezamos.

Teja o pizarra, ¿qué elegir?

Las tejas tradicionales, las de toda la vida, son las de arcilla y se encuentran en la mayor parte de las casas, ya que es de fácil fabricación y también baratas. En general, son bastante resistentes, soportando bien las condiciones meteorológicas adversas como el frío, la lluvia o el viento, pero en circunstancias extremas, aunque no lo son tanto con el granizo, la helada o el deshielo, y pueden llegar a romperse. Así que si en tu zona suele granizar, nieva con frecuencia o hay abundantes heladas durante el invierno, mejor elige otra opción, como por ejemplo, las tejas de acero y de cobre, que resisten hasta los movimientos sísmicos, o bien, las tejas de pizarra, que son más resistentes que las de arcilla.

Las tejas de pizarra, se fabrican a partir de rocas, por lo que son de los tejados más resistentes y duraderos que existen. La teja de pizarra es muy versátil y se adapta a cualquier superficie y a las condiciones meteorológicas más extremas, siendo el material ideal para las zonas en las que llueve o nieva con frecuencia. Todo esto, unido a su enorme atractivo, ha provocado que en la actualidad, las tejas de pizarra, sean las más valoradas del mercado. Y apenas necesitan mantenimiento. Esto nos lo han confirmado en Pizarras y Derivados, donde se extrae y se fabrica pizarra a partir de los mejores depósitos de pizarra y se puede adaptar a todo tipo de obras, incluidas las más técnicas y exigentes. La pizarra, nos dicen, debe considerarse un valor seguro porque a largo plazo y gracias a su extraordinaria longevidad, no será más caro que el azulejo o cualquier otro producto sustituto que quiera imitarlo, porque es  uno de los mejores materiales para la construcción de techos, tejados de pizarra.

Llegados a este punto, la decisión es tuya. La pizarra es más resistente, más atractiva y casi no requieren mantenimiento. Pero la teja de arcilla es más barata. Vamos a hablar un poquito más de las virtudes de la pizarra, a ver si, por fin, te decides.

Lo barato sale caro. Elige pizarra

La pizarra es un elemento constructivo de máxima calidad y además, muy elegante. Es conocida por su gran impermeabilidad, su inalterabilidad y su atractivo, pero sus virtudes, son aún mayores, por algo la llaman el oro negro en el sector de la construcción. Veamos a continuación las características que hacen de este material, uno de los más apreciados.

  1. La pizarra es una roca natural que no requiere un proceso industrial al abrirse de forma manual. Para darle forma, lo que significa que el gasto energético es mínimo, si se compara con aquellos que sí exigen un tratamiento o un horneado para su transformación en tejas.
  2. Es ecológica, porque está compuesta únicamente por sustancias naturales. Es decir, utilizando tejas de pizarra estarás contribuyendo al cuidado del medioambiente.
  3. La pizarra es un material muy seguro, que no entraña ningún riesgo para la salud del profesional encargado de su fabricación e instalación, ni durante su fabricación. No desprende sustancias tóxicas, ni radiactivas, por lo que también asegura la salud de los habitantes del hogar donde se instalan.
  4. Además, el proceso de elaboración de la pizarra, se desarrolla en el mismo lugar de la extracción, lo que supone un importante ahorro económico.
  5. Es un material muy duro, ya que no contiene aglomerados. Es un material muy versátil que se adapta a cualquier ambiente.
  6. La pizarra es un material de gran belleza y da vida a cualquier cubierta.
  7. Por último, decir que su larga vida útil, hace que se amorticen en muy poco tiempo.