3 diciembre, 2015

Parkinson, una de las enfermedades que mayor información necesita

Parkinson, una de las enfermedades que mayor información necesita

information-1015297_640

Que el Parkinson es una enfermedad que nos preocupa enormemente es algo que la mayoría de nuestra sociedad conoce pero las estadísticas confirman que no sólo nos preocupa sino que también se ha convertido en un problema al que queremos enfrentarnos pero no sabemos cómo. Uno de las mejores ayudas la podemos encontrar en este centro de tratamiento del Parkinson en Barcelona porque cuentan con expertos y especialistas que ayudarán al paciente a conocer mejor la enfermedad y a tener armas con las que enfrentarse a ella.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha analizado las búsquedas realizadas en los últimos 10 años sobre tiene de las principales enfermedades neurológicas y son el Alzhéimer, el Ictus y el Parkinson, lo más buscado en Internet.

Otras enfermedades que se buscan con cierta asiduidad son la migraña, la esclerosis múltiple, la epilepsia, y la esclerosis lateral amiotrófica. Los datos recogidos por la SEN aportan información de gran interés para la comunidad médica a la hora de determinar las necesidades informativas de los pacientes (que son muchas), como para las asociaciones, medios de comunicación y, en general, para cualquier fuente de información y difusión sobre salud.

Otra de las principales conclusiones que se extrae de este estudio es que, la sociedad busca conocer los síntomas de estas enfermedades. Tal vez por miedo o por ciertos indicios. Según han explicado, por lo general, la información que se busca suele ser pesimista, llegando a conclusiones demasiado negativas.

Por eso necesitamos que profesionales como los de Benviure informen de lo que realmente necesitamos saber dejando a un lado los pensamientos catastróficos y las estadísticas más negativas porque, a la hora de la verdad, a nosotros nos preocupa el caso de nuestro familiar o el nuestro propio y que nos digan que el 80% de los pacientes tienen secuelas muy graves y que un 20 % no las tiene no nos ayuda, porque no nos vamos aquedar con que podemos estar entre ese 20%, nos quedaremos con que la mayoría de la gente sufre mucho a  causa de esta enfermedad y nosotros vamos a ser uno de ellos.

Antes de alarmarnos y de poner el grito en el cielo debemos acudir a un experto que nos explique detenidamente el problema y nos ayude a entender lo que va a ocurrir a partir de ahora. Nos contará lo malo y lo bueno, sin escondernos nada pero sin alarmarnos tampoco ni deprimiéndonos como sí podría pasar si sólo buscamos información en Internet. Lo ideal sería que quien colgase esa información de manera online explicara tanto lo malo como lo menos mal y contara también casos de éxito, pero el problema es que esto no suele ocurrir porque lo que llama la atención a nuestra sociedad, desgraciadamente, es la morbosidad y la catástrofe por lo que, lo que suele predominar, es lo más malo, lo más terrible de cada cosa.

Desde aquí animo a todo el mundo que quiera saber más que acuda a profesionales y olvide, por un  momento, que google puede ser una enciclopedia también porque la información que ofrece no siempre es la correcta o la que más necesitamos en ese momento.