29 agosto, 2016

La importancia de la seguridad informática en una empresa familiar

La importancia de la seguridad informática en una empresa familiar

En pleno año 2016, no hace falta comentar la importancia que ha alcanzado un mundo como el de la informática en todos los aspectos de la vida. Cada persona, cada familia, cada empresa…necesita tener un ordenador para mantenerse en contacto permanente con el mundo que le rodea y que funcionen todos los sistemas de dichos dispositivos se antoja fundamental para mantener esa conectividad y la información que recibimos.

Centrémonos en uno de esos agentes que comentaba: las empresas. Para ellas sería imposible subsistir sin ordenadores y sin tecnología. La época del papel pasó y ahora todos los documentos (facturas, presupuestos, cuentas) se encuentran archivadas de manera online en bases de datos, lo cual no deja de ser una ventaja ya que supone un ahorro de espacio y en el tiempo de búsqueda de dichos documentos.

Todo esto que os comento lo he ido aprendiendo con el paso del tiempo. Mis padres y yo trabajamos en un negocio familiar, una inmobiliaria que nos da de comer y que engloba gran parte de nuestro tiempo. Este es un negocio que obliga, como tantos y tantos otros, al trabajo con ordenadores, algo a lo que apenas estábamos acostumbrados. No somos ni mucho menos expertos informáticos y en algunas ocasiones tenemos problemas que dificultan y entorpecen gravemente nuestro trabajo.

Recuerdo especialmente una época negra. En el negocio contamos con un total de tres ordenadores, uno para cada uno. Pues bien, una tarde comenzamos a observar que los tres funcionaban de manera lenta y atropellada. No sabíamos qué podía estar ocurriendo, pero ni siquiera Internet funcionaba. Reiniciamos los equipos pero los problemas seguían. El antivirus no había informado de la presencia de ningún malware y, por lo tanto, andábamos muy perdidos al respecto.

Era evidente que la situación no podía continuar por aquellos derroteros. Necesitábamos a alguien que se encargara de solucionar el problema, ya que nuestro negocio no nos daba el suficiente dinero como para contratar a un informático. Los tres decidimos por unanimidad buscar una empresa que se encargara del mantenimiento informático de nuestra inmobiliaria siempre que tuviéramos algún problema como aquel, y pronto dimos con algo que nos solucionaría la vida.

Desde casa hallamos una página web llamada www.e-ingenia.es, que se encargaba de cuestiones relacionadas con la informática y el mantenimiento informático. Contactamos con ellos y les comentamos el problema. Nos dijeron que no nos preocupáramos, que acudirían a nuestro centro de trabajo para inspeccionar el problema y solucionarlo. Y así lo hicieron. Analizaron los sistemas y descubrieron que había varios elementos en el sistema que ralentizaban el trabajo de los ordenadores. Los eliminaron y nos dieron varios consejos para garantizar un correcto mantenimiento de los ordenadores y los servidores. Consejos útiles que seguimos empleando y que gracias a ellos han posibilitado que nuestro volumen de problemas informáticos se haya reducido considerablemente.

Consejo importante para las pymes

Como es evidente, la capacidad económica de una gran empresa con respecto a una pyme, una pequeña o mediana empresa, difiere una barbaridad. En el ámbito informático esto es realmente importante, porque mientras que en una empresa de grandes dimensiones es posible contar con un departamento informático debidamente preparado y cualificado, los negocios medianos y sobre todo los pequeños (como es mi caso) no tienen el suficiente presupuesto como para tener a dichos profesionales en plantilla.

¿Cuál es la solución? La solución viene de la mano de empresas informáticas como en la que confiamos nosotros, www.e-ingenia.es, que nos ha salvado el pellejo cada vez que hemos tenido un problema. Es importante confiar en profesionales como ellos porque son quienes nos van a permitir continuar haciendo nuestro trabajo con normalidad y con la seguridad de que, si algo falla, existe una solución y alguien dispuesto a dárnosla.