9 mayo, 2019

La distribución del espacio en la vivienda, clave para determinar la calidad de vida

La distribución del espacio en la vivienda, clave para determinar la calidad de vida

La calidad de vida de las familias españolas ha sido puesta en entredicho de una manera bastante grande en los últimos tiempos, especialmente a causa de la llegada de la crisis económica allá por el año 2007. Mucha gente se vio obligada a vivir con lo mínimo y, por suerte, eso ha cambiado durante los últimos años. Lo que está claro es que no queremos que esa situación se vuelva a repetir y que la calidad de vida de nuestros seres queridos esté más que garantizada aunque la situación económica no sea la mejor.

¿Qué podemos hacer para garantizar esa calidad de vida de la que venimos hablando? Una de las máximas para esto es la de cuidar del entorno en el que vivimos, nuestra vivienda. Si no somos capaces de cuidar esto, nunca vamos a poder presumir de una vida plena y feliz. Está más que comprobado. Una de las maneras de convertir esto en una realidad no es otra que la de jugar con el espacio que tenemos en casa y distribuir los muebles que tenemos a nuestra disposición.

Un artículo publicado en el diario El Economista informaba de cómo es la radiografía de los hogares españoles. En esa noticia se informaba de que todavía hay una gran cantidad de gente que vive sola en España, que más de un tercio de los españoles que tiene entre 25 y 34 años todavía no se ha independizado y que el 17% de las familias que viven en nuestro país todavía vive en régimen de alquiler. Con estos datos en la mano, podemos empezar a ver hasta qué punto puede la gente jugar con la distribución de los muebles de su hogar.

Uno de los elementos que más suelen utilizarse a la hora de garantizar la calidad de vida de una familia es el que componen los muebles. De cómo juguemos con ellos, de su utilidad y de su distribución depende el espacio que podamos aprovechar en nuestra vivienda. Los profesionales de BricoHogar Barcelona, una entidad dedicada a la venta de muebles para baño y cocina, nos han contado recientemente que hay una mayor cantidad de personas que está teniendo en cuenta nuevas técnicas para conseguir precisamente estos objetivos y mejorar así en lo que a comodidad en el hogar se refiere.

Son muchas las personas que han asegurado ya que el cómo se colocan los muebles de su casa tiene una incidencia directa en cómo se vive dentro de ella. La colocación está claro que es fundamental, pero no cabe duda de que el tipo de mueble que se compre también tiene una gran importancia. Y especialmente en lugares como la cocina y en el baño, que son lugares en los que, por regla general, acumulamos gran cantidad de muebles y aparatos.

Un número medio de hogares que crece

Las encuestas sobre los hogares españoles manifiestan claramente que su número está creciendo en los últimos tiempos. En concreto, según la Encuesta Continua de Hogares de 2017, que fue publicada por el Instituto Nacional de Estadística, este número creció en 66.700 hogares, alcanzando de este modo una cifra de casi 18.500.000 hogares en nuestro país. El tamaño medio del hogar, por otra parte, disminuyó de 2’5 personas por hogar a 2’49 personas. Por otra parte, el número de personas que vive sola aumentó a casi 4.700.000.

La constitución y el manejo del espacio se ha convertido en algo realmente relevante a día de hoy en lo que tiene que ver con el hogar. Hemos alcanzado un punto de la Historia en el que, dentro de nuestra vivienda, conviven un gran número de aparatos, aparatos que en muchas ocasiones son de gran tamaño y que nos quitan un espacio que puede llegar a ser fundamental. Si, además, vivimos en un piso o casa pequeños, el problema es todavía más grande.

Una familia que se precie debe apostar por vivir de la manera más cómoda posible. Es cierto que esto, en determinadas situaciones, es complicado, sobre todo teniendo en cuenta los reducidos espacios en los que viven miles de personas en ciudades como Madrid o Barcelona. Pero siempre se puede mejorar y hacer algo. Tener en cuenta todas las herramientas a las que tenemos acceso para tratar de darle la vuelta a esta situación es lo recomendable. Y tener claro que los muebles constituyen una de ellas es importantísimo.