13 septiembre, 2016

Helado, gluten y niños

Helado, gluten y niños

El gluten lleva en nuestras vidas desde siempre, pero afortunadamente es ahora cuando tenemos medios para combatirlo y sobre todo para que dé la cara. Por eso, es importante que sepamos qué alimentos se pueden tomar y cuáles no. En mi caso, como madre de un hijo intolerante al gluten, he tenido que informarme mucho sobre el tema, para que mi hijo tenga los menos problemas posibles en su alimentación. Quiero que se sienta como uno más.  Y sobre todo en un alimento tan de los niños como es el helado.

Pues bien, después de recorrerme unas cuantas heladerías, supermercados y centros comerciales he llegado a la conclusión que los mejores helados para los afectados por el gluten son los que puedes comprar en la tienda Smooy. Además de la base de yogur natural, cuenta con otra de sabor especial que cambia cada semana y es de frutas, aunque también puedes encontrar de Crema Catalana, Galleta, Málaga, Tiramisú, etc…). Por otro lado, presenta además las bases de chocolate y nata. Tanto los yogures como los helados, pueden mezclarse entre sí. Y todo ello, sin gluten.

La verdad es que cuando lo probé en el puerto marítimo de Coruña donde unas vacaciones, me quedé fascinada del sabor. Cuando se lo di a probar a mi hijo a mi miro a la cara y me dijo, casi con lágrimas en la cara: “mamá, dime que este helado lo podré comer siempre”. La verdad es que el corazón casi se me parte. La verdad es que los pobres niños alérgicos al gluten lo pasan muy mal. Y es un problema que todavía no se tiene en cuenta desde las administraciones públicas, ya no solo por el elevado precio que tenemos que pagar, si no, por la tranquilidad que se podría ofrecer a los  más pequeños, que al final, como casi siempre, son los que acaban pagándolo. En este caso, con su salud.

Por otra parte, los yogures helados de smooy conservan todas las cualidades propias del yogurt, como ser ricos en calcio o contener fermentos lácteos activos que potencian el sistema inmunológico y estimulan las defensas del ser humano, además de aportar numerosas proteínas. Algo que no puedes encontrar en los que compras en los supermercados. Claro que son un poco más caros, pero es que la calidad en este caso, la pago, y encantada. Como hago con los famosos cupcakes sin gluten, que aunque son costosos, sobre todo de hacer, a mi hijo le gustan.

Diferentes formatos y sabores

Las cuatro bases de este helado  pueden consumirse en tarrina, como suele ser habitual tiene tres tamaños diferentes, o combinadas en otro tipo de productos como twisters, que son mis favoritos, los freezers (granizados de café, naranja, limón, fresas, sandía), smoothies (batidos), sweets (crepes, brownies, gofres, tortitas) o el frozen roll, que es la última incorporación a la carta y que consiste en un barquillo de galleta relleno de sirope y yogurt helado.

Así pues, si mi opinión puede servir de algo, os recomiendo que probéis este tipo de helado. Además, al tener también yogurth nos estaremos alimentando y podremos hacerlo en cualquier estación del año.