16 abril, 2019

En la vejez se ganan años dando autonomía

En la vejez se ganan años dando autonomía

La tercera edad puede ser complicada para las familias debido a que nos encontramos ante una situación nueva sobre la cuál no tenemos experiencia alguna, y nos genera sentimientos encontrados que hasta el momento podríamos no haber sentido. Lo cierto es que para describirlo con mayor exactitud podríamos habla de que sería algo así como la sensación inversa a independizarse cuando eres joven, que es algo que deseas tanto que cuando lo tienes piensas sientes que no necesitas a tus padres (algo totalmente falso).

Lo cierto es que la tercera edad es para muchas personas un momento de tranquilidad y relax, pues al jubilarse tienen tiempo para hacer todas las cosas que siempre estuvieron posponiendo porque estaban ocupados. Muchas personas deciden viajar, pues cada vez las generaciones aguantan más años en forma y con buena salud. Pero no es así en todos los casos, y esto es algo que debemos de tener en cuenta durante nuestra vida para aprovechar los momentos que nos brinda.

Pero no todo el mundo llega con un buen estado de salud física y mental a la jubilación, pues ciertas profesiones son bastante duras y debería de promocionarse la jubilación anticipada. Esto es algo sobre lo que la sociedad debería reflexionar, pues la prejubilación se está utilizando como una medida para despedir a gente en lugar de para hacer que los últimos años de la edad laboral sean más ligeros.

Y aún con todo, llegamos que cuando una persona mayor se independiza puede encontrarse con ciertas necesidades que no puede cubrir tan bien cómo antes. Y es lo que hablábamos antes que pasamos de ser independientes a dependientes, y ese cambio es algo que no gusta a nadie. Es por ello que las familias deben de tratar de ser más comprensivas y predispuestas con las personas mayores en esta etapa, pero sin dejar de lado la autonomía.

Para esto existen varias alternativas, la más clásica es hacer que las personas mayores convivan contigo, o dejar a las personas mayores al cuidado continúo de profesionales en residencias de mayores. Existe una tercera edad que es la de vivir en apartamentos tutelados, en los que se es independiente pero con todas las ventajas de atención de una residencia de mayores. Si no conoces estos apartamentos tutelados anímate y visita la web de una de las empresas líderes en el sector. También puedes encontrar apartamentos para mayores conectados a residencias si esto te da más seguridad, no hay demasiados en España de este tipo pero me viene a la cabeza esta residencia de ancianos en Madrid, Sanvital que cuenta con ciento diecisiete apartamentos con distintas atribuciones y tamaños  que se adaptan a todas las necesidades.

Qué hay que hacer para generar autonomía en las personas mayores

En cualquier caso, las familias deben de ser conscientes de las limitaciones de las personas mayores para poder brindarles ayuda. Una de las tareas que debemos de llevar a cabo sin que se den cuenta es acondicionar el entorno de las personas para facilitar conductas independientes. Para ello ten en cuenta que posibles obstáculos ambientales dificultan la autonomía de las personas, y elimínalos. Aunque para ello haga falta la realización de pequeñas obras, merece la pena en pro de la comodidad.

Muchas veces no obtendrás una respuesta concreta ante las necesidades de la persona mayor si le preguntas, pues tienden a ocultarlas porque no se sienten cómodos reconociendo que necesitan ayuda. Así que debes desarrollar un ojo observador para ver cuáles son las actividades que no puede realizar por si misma, ya que ahí es donde debes de trabajar para hacer que su vida tenga más calidad a través de la autonomía.

Y ojo, que no estamos diciendo que tengas que ayudar en todo, sino simplemente en aquellas cosas que la persona mayor no puede hacer por si misma. En todas aquellas tareas que puede realizar por si mismo. Además, realizar las tareas sin darles opción a que las hagan ellos no es siempre la mejor opción. En función de la actividad se puede apoyar las tareas mediante los recordatorios o ayuda puntual.

Por último, vamos a hablar de la importancia de las rutinas, ya que a través de ellas se coge el hábito, y con ello se gana autonomía. Hay que procurar que ciertas rutinas se hagan en un momento determinado del día y con una persona concreta, para que de esta manera las tareas se continúen haciendo como parte de la vida.