26 octubre, 2016

Dentistas para todos

Dentistas para todos

Que España cuente con sanidad pública evita muchos problemas a familias numerosas que deben hacer frente a múltiples gastos médicos, tanto de los niños como de los progenitores pero aún hay un hándicap que deberían subsanar desde el Gobierno: el dentista.

Hace poco Sanidad Anunció que los niños de entre 7 y 15 años podrán ir gratis al dentista, lo que es genial, pero el problema es que no son sólo ellos los que necesitan revisiones, limpiezas, empastes, endodoncias y demás. Entiendo, como es lógico, que todo lo que tenga que ver con la estética quede fuera de la seguridad social, me refiero a la ortodoncia por ejemplo, al blanqueamiento dental, a las fundas e incluso a algunas reconstrucciones dentales que no afectan en nuestra vida diaria pero, en mi opinión, al igual que pueden sacarte muelas para prevenir dolores y males mayores, deberían poder atender empastes y otras enfermedades bucodentales que actualmente no entran en la Seguridad Social.

Esto acarrearía problemas económicos porque está claro que si ahora la sanidad está en la cuerda floja en cuestión de presupuestos, si tuviéramos que incluir todos estos servicios a los españoles el gasto sería impresionante pero la realidad es que luego queremos que las familias tengan más de un hijo, incluso de dos, pero no se les ayuda para que puedan mantenerlos.

Sólo algunas clínicas dentales se ponen en el lugar del paciente y ofertan revisiones económicas y limpiezas gratuitas. Esta clínica dental en Cádiz, la Clínica Dental Ábalo, ajusta muchísimo los precios para que las familias puedan tener acceso a sus tratamientos sin necesidad de estrujar el bolsillo al máximo. Ejemplo de ello son los tratamientos combinados que ofrecen a todos sus clientes donde hacen verdaderos descuentos en ortodoncia e implantes dentales. Pero el problema es que son pocas las clínicas que ajustan verdaderamente sus precios.

shutterstock_91053101reducida

Sin Competencia

Según las estadísticas, el 90% de las clínicas dentales obtienen un 50% de beneficios del coste de un tratamiento. Es decir, que si pagas 50 euros por un empaste, 25 son de beneficio, y si pagas 2000 o 3000 euros por una reconstrucción, 1000 o 1500 euros también son de beneficio. Sólo algunas clínicas, como Dental Ábalo, bajan su porcentaje de beneficios para fidelizar clientes y ayudarles a mantener sana su dentadura. Pero el motivo de que haya tan pocas clínicas económicas es muy sencillo: todos necesitamos los servicios del dentista, es una necesidad básica en cualquier hogar y por eso no necesitan competir entre ellos ya que hay pacientes para todos.

Es inevitable que los niños tengan caries, al igual que es inevitable que las tengamos los adultos obviamente, y es de vital importancia que se empasten porque, de los contrario, podríamos acabar con problemas dentales mucho mayores ya que los expertos afirman que la caries suele ser el presagio de que algo más puede venir detrás, pero si cortamos de raíz el problema se previenen otros males, como ocurre con casi todo.

También cabe decir que muchas de las enfermedades que sufrimos los españoles en los dientes son prevenibles y evitables pero nuestra higiene bucal no consigue llegar a la media europea, en otras palabras, que los españoles no tenemos buenos hábitos de limpieza dental adquiridos desde niños y esto hace que un gran porcentaje de la población no se lave los dientes ni siquiera las tres veces recomendadas por los especialistas.

Visto lo visto creo que se debería invertir un presupuesto del Estado en una campaña preventiva tanto en colegios como en institutos y universidades y, posteriormente, intentar ir incluyendo ciertos tratamientos en la sanidad pública, aunque que puede que esto tarde demasiado en llegar, o no llegue nunca.