12 julio, 2019

¿Cómo elegir el color de los brackets?

¿Cómo elegir el color de los brackets?

Cuando hablamos de los brackets lo hacemos de la primera línea correctora para perfeccionar la sonrisa. Normalmente cuando llevamos brackets los dientes todavía no son tan perfectos como estás buscando, pero eso sí, no existen razones para que no confíes en tu sonrisa el tiempo que los lleves.

Las bandas de carácter elástico que acostumbran a ponerse rodeando los brackets cerámicos o metálicos suelen estar en muchos colores distintos para escoger el que más sea de nuestro gusto.

Tanto si quieres que complementen tu tonalidad de piel como para que puedas utilizarlos con otros looks más atrevidos, vas a poder utilizar estos colores para la adquisición de una mayor confianza hasta que los quites, de forma que vas a poder elegir el mejor color.

Colores de brackets y tono de piel

Según los especialistas de Gabeldental es  posible optar por colores de los brackets que puedan combinar bien con la tonalidad de tu piel. En el caso de que tu piel sea oscura o color de oliva, unos tonos de tipo brillantes, caso del violeta, azul marino, u oro, son adecuados. Si por el contrario tu piel es clara, los colores fríos se van a ver mejor. Aquí puedes probar con el azul cielo, lila o plata.

Cuando elegimos los colores dependiendo de la tonalidad de la piel, esto va a ser de ayuda a la hora de asegurar que los brackets puedan verse bien con la ropa que lleves puesta, pues habrá más probabilidades de que puedas elegir ropa en colores que puedan realzar de forma natural la piel.

Brackets y corrección del color dental

Debes recordar que los brackets contrastan con los dientes y los elásticos, lo que hace que lo mejor sea elegir bandas para la corrección del color. Si realmente estás preocupado de que tus dientes estén amarillentos o manchados, ahora elige los colores más oscuros, los cuales pueden hacer que tus dientes puedan verse en tonalidades más blancas.

Hay que evitar las bandas de colores amarillo o naranja, las cuales no llegan a contrastar tanto y es posible que hagan que tus dientes puedan verse igualmente amarillos. Pese a que el blanco pueda parecernos una magnífica idea, los dientes pueden verse opacos debido al contraste y las bandas blancas pueden irse manchando con el paso del tiempo, por lo que lo mejor es optar por otra tonalidad de color.

Si deseas un color que destaque menos, lo mejor es optar por los transparentes. Siempre es recomendable no escoger tonalidades negras, verdes o marrones, puesto que pueden confundirse con los trocitos de comida que puedan quedarse entre los dientes.

¿Colores atrevidos?

Podemos elegir nuestros colores en los brackets según el estado en que nos encontremos de ánimos, fiestas, por ejemplo, pues es posible cambiar nuestro estado de ánimo cada 4 o 6 semanas, os dejamos algunas interesantes ideas:

  • El rojo y el verde en navidades
  • Azul, blanco y rojo en época veraniega
  • Los colores de tu equipo
  • Colores de tu escuela
  • Existen bandas que incluso son brillantes en la oscuridad, siendo trasparentes a la luz del día, pero que pasan a brillar transparentemente cuando llega la noche.

Debemos cuidar los brackets de forma adecuada

Con independencia del color que elijamos, siempre debemos asegurar que nuestros dientes, los elásticos y los brackets estén siempre limpios y con los cuidados que necesitamos. El ortodoncista tiene que darte consejos para que puedas mantener los brackets intactos y limpios, evitando alimentos que sean pegajosos, lavándote, al menos los dientes 2 veces diarias y usando hilo dental.

Hay que tener un buen cuidado de los dientes, manteniéndose limpios y los colores van a estar vivos hasta que decidamos cambiarlos.

Utilizar brackets no tiene porque romper con tu propio estilo. Una elección correcta del color, puede hacer que los brackets incluso puedan llegar a conseguir que te veas mejor antes de que de forma definitiva puedas enseñar tu nueva sonrisa.

Eso sí, siempre hay que elegir con cuidado y así se podrá enseñar a todos tu sonrisa incluso antes de que te los vayan a quitar.

Ya ves, que los brackets han evolucionado mucho y ofrecen muchas posibilidades. Los tiempos aquellos en que  eran unos aparatos solo de color metálico y bastante intrusivos en nuestra sonrisa, por fortuna han pasado a la historia y se puedan elegir modelos realmente bonitos que permiten que vayamos como queramos y en base a nuestros gustos personales.

Así que ya sabes, si quieres ir como tu deseas llevando brackets, las opciones están ahí, solo tienes que acercarte a tu centro dental más cercano y optar por lo que más te atraigan.