21 abril, 2020

Un verano diferente

Un verano diferente

No cabe duda de que este año el verano va a ser muy raro, tanto para nosotros como para los pequeños. Y es que el Covid19 ha cambiado nuestro modo de vida y aunque el Gobierno hable de volver a la normalidad, todos sabemos que será una normalidad distinta de la que teníamos antes de la llegada del coronavirus. Para empezar, porque todos vamos a tener que llevar mascarillas en prácticamente todas partes, y para continuar porque dudo mucho que la economía permita demasiados caprichos, y eso incluye vacaciones, terraceo (si es que abren las terrazas), heladerías, etc.

Parece que, poniendo la vista en los próximos meses, la vida seguirá estando dentro de los hogares, al menos esa es mi teoría, y os explico por qué.

Se supone que es posible que podamos ir a la playa, lo cual es fantástico, pero ni todos tenemos la playa cerca ni vamos a pasarnos 24 horas del día en ella, eso además de que, probablemente, tendrán que poner algún tipo de limitación para no masificarla, ya sea con horarios para familias con niños, horario para jóvenes y horario para adultos sin niños como proponen algunos expertos o ya sea poniendo seguridad en los accesos que limiten la entrada a los primeros “X” en llegar.

¿Qué otras cosas vamos a poder hacer? Pues entiendo que lo del terraceo, tanto en bares como en heladerías, será diferente porque si no podemos tener aglomeraciones solo hay dos posibilidades, o las retiran o se reducen mesas y capacidad de las mismas. Yo creo que se optará por lo segundo pues siempre será más seguro tomarse una caña al aire libre, aunque haya gente alrededor, que hacerlo en el interior del bar, pues al ser un sitio cerrado y tener que quitarnos las mascarillas para poder comer y beber es más peligroso.

El Clima

Si hablamos de temperaturas la cosa varía notablemente dependiendo de la zona de España en la que se resida pero, básicamente, hablamos de calor, muchísimo calor como viene siendo últimamente todos los veranos. En otras palabras, que lo de pasar horas al aire libre se reduce notablemente porque nadie querrá salir a las 12 del medio día ni a las 16 de la tarde, a no ser que hablemos de estar en esa playa que, probablemente, tendrá sus limitaciones como ya hemos visto. Eso significa que las horas para pasear se reducen a, por ejemplo, de 9 a 12, y de 18  en adelante…. Pero lo de ir a cenar o a comer por ahí también estará bastante limitado y aunque sea fuera de las horas centrales del día lo normal es que todos busquemos la fresca ¿verdad?

Eso significa que los Centros Comerciales, con su aire acondicionado, serán una buena posibilidad ¿o no? De nuevo hablamos de espacios cerrados que, por muy amplios que sean, tendrán que reducir su aforo para evitar aglomeraciones y, por supuesto, con mascarilla. Así que, si dejamos también de lado los Centros Comerciales, al menos de forma generalizada, ¿dónde podemos encontrar fresco y buen ambiente? Pues, sintiendo mucho tener que decir esto, en casa.

Mi teoría es que vamos a salir a la calle, a pasear a ciertas horas, a que nos dé el aire, a comprar y los más afortunados podrán ir a la playa de vez en cuando pero la mayor parte del tiempo, de forma generalizada, se seguirá pasando en las casas. Suerte para aquellos que tengan urbanización y puedan bajar a la piscina (que espero que se abran), pero aquellos que vivimos en pisos pequeños seguiremos teniendo que soñar con tiempos mejores.

Ojalá me equivoque, pero si no es así el mejor consejo que puedo dar es que se busque la eficiencia en casa ¿Y por qué digo esto? Pues porque si vamos a pasar muchas horas en casa diariamente y queremos estar cómodos vamos a necesitar encender aires acondicionados y ventiladores, así como otros electrodomésticos que nos hagan la vida más cómoda, como la televisión, el ordenador, etc. El resultado de todo esto es un gasto energético alto, y una factura elevada, por lo que ahorrar en luz es importantísimo, tanto para nuestra economía como para el medio ambiente.

Para ello, debemos empezar por invertir en vivienda, los que puedan al menos, intentando evitar cualquier fuga o entrada de aire y eso significa asegurarnos de que los cerramientos de puertas y ventanas son lo más herméticos posibles. En Ventanas de PVC en Granada, el departamento de reforma y cambio de ventanas de Crear Sur, aseguran que cambiar las ventanas puede reducir el gasto de electricidad hasta en un 20% gracias a la regulación de la temperatura dentro del hogar, pero para aquellos hogares que no disponen de la economía suficiente este año, proponen el uso de burletes, que aunque no dan los mismos resultados sí que tienen un buen efecto, así como el uso de cortinas que eviten la entrada del sol en las horas centrales del día y el uso de toldos exteriores.

Sea como sea, debemos empezar a pensar en cómo pasar el mejor verano posible, dentro de casa, y la imaginación en esto no tiene límites. Para mi peque, por ejemplo, ya hemos comprado una piscina hinchable de Amazon que irá a parar al pequeño balcón que tenemos. Nada más lo siento por si alguien pasa por debajo justo cuando ella mueva demasiado el brazo y caiga algo de agua, peor creo que tal y como están las cosas habrá que entender estos accidentes ¿o no?