10 mayo, 2015

Un susto en familia en Lugo

Un susto en familia en Lugo

farmacia en Lugo

Si alguna vez tienes una necesidad de encontrar una farmacia en Lugo no lo dudes, acude a Farmacia Labandeira. Si os cuento mi experiencia con ellos seguro que dejaís de tener dudas. Como es habitual en Semana Santa, siempre aprovechó los día de vacaciones para visitar una ciudad de España con mi familia, en esta ocasión , la elegida fue Lugo.

Me habían hablado muy bien de ella. Sobre todo de su famosa muralla,legado romano, y por su yo la verdad es que solo conocía esta ciudad por haber jugado contra mi Real Valladolid en la Liga de Segunda División, aunque bien es cierto que mi pareja siempre me había hablado muy bien de ella.

Pues bien, cogimos un hotel que no estaba nada mal. Tenía de todo. Así que la noche del Sábado Santo decidimos ir a cenar a un restaurante. Pedimos consejos al camarero, son de esas cosas que nos gusta que nos aconsejen. Pues bien, mi mujer apostó por un rodaballo que estaba muy bueno. Aquí lo hacen con un poco de patatas y una pizca de hierbas. Yo pensé en un rape de mucha calidad. Aunque la verdad es que tenía mejor pinta el plato de mi chica. Y mi hija pidió pulpo con patatas, que nos dijeron que era muy típico en esta zona. Todo iba muy bien. Incluso comimos postre. Pero cuando terminamos, mi hija se empezó a poner mala. Decía que la dolía la tripa, y que tenía ganas de vomitar. El susto era muy grande, así que rápidamente nos pusimos a buscar una farmacia por Lugo.

Por suerte, preguntamos a dos personas, y que casualidad o no, que las dos nos recomendaron que fuéramos a Labandeira. Así lo hicimos. Nada más que entramos nos dimos cuenta que estábamos antes auténticos profesionales. Una farmacia en Lugo de toda la vida, que ahora la regenta el hijo, que dirige el proyecto aunando tradición, gracias al saber hacer aprendido, e innovación, fundamental en las farmacias de hoy en día para ofrecer un servicio de calidad al ciudadano.

Lo primero que la hicieron a mi hija es ponerla una inyección porque se estaba hinchando. Luego la hicieron un test de intolerancia alimentaria, y nos ofrecieron mucha tranquilidad. Nos dijeron que estuviéramos tranquilos, que lo peor ya había pasado. Y la verdad es que así fue. El susto había pasado. Nos comentaron que en dos días volvíeramos y que nos darían los resultados. Y claro está, volvimos. La culpa la tenía una sustancia que iba en el pulpo que se comió mi hija, que no la hizo daño.

Luego mirando por internet me di cuenta que si no hubiera sido por esta parafarmacia de Lugo la vida de mi hija hubiera estado en peligro. Ahora tenemos que tener cuidado con lo que come, porque si volviera a tomar ese alimento, su salud estaría en peligro.

Así que no lo dudes, si estás en la ciudad gallega, y buscas una farmacia en Lugo, visita ésta. Son grandes profesionales y te ayudarán. Aprovecho este momento para volver a darles las gracias, porque aunque ellos decían que era su deber, está claro que nos trataron con una dedicación especial. Todas las Navidades siempre tengo un detalle con ellos, aunque siempre me parece poco.