22 noviembre, 2016

Rejuvenécete a través de la mirada

Rejuvenécete a través de la mirada

¿Has oído alguna vez aquello de que los ojos son el espejo del alma? Seguro que sí. A través de la expresión de nuestra mirada podemos notar desde la tristeza hasta el cansancio, pasando por las horas sin dormir o incluso por la edad de la persona que nos observa. En la mirada vemos el enfado, la sonrisa de quien ríe de forma sincera y achina sus ojos y hasta las lágrimas de la angustia. Emociones todas y edad que dejan huella en nuestros ojos, algo que estamos a tiempo de modificar gracias a la cirugía estética ocular de la clínica de cirugía plástica de la doctora Cecilia Rodríguez, sita en Canarias.

En Las Palmas, en manos de esta profesional de a la medicina ocular, podemos someternos a diferentes tratamientos con los que encontrarnos mucho mejor cuando nos miremos frente al espejo y con lo que ve vernos de una forma rejuvenecida entre nuestros seres queridos. A continuación resumimos los principales problemas y tratamientos a los que nos podemos someter para rejuvenecernos a través de los ojos y también cuidar la salud de los mismos:

  • La blefaroplastia: es la cirugía estética de los párpados. Su objetivo es rejuvenecer la mirada con un efecto natural, sin cambios drásticos en la imagen y sin cicatrices visibles.
  • La corrección de ojeras: estas son un motivo frecuente de consulta a cualquier edad. Es habitual que los pacientes relaten haber efectuado múltiples tratamientos sin resultado. Esto sucede porque el concepto ‘ojera’ engloba un conjunto de alteraciones que pueden aparecer por separado o conjuntamente y si no son correctamente evaluadas no podrá corregirse el problema.
  • Tratamientos de medicina estética: botox, rellenos dérmicos, mesoterapia facial y peelings.
  • Tratamientos concretos para los párpados: los párpados son estructuras músculo-cutáneas cuya principal función es la protección del ojo y su lubricación. Se dividen en párpados superiores e inferiores. Están formados por distintas capas: piel, músculo orbicular, tabique orbitario, grasa preaponeurótica, músculos elevadores del párpado, tarso y conjuntiva. Las pestañas forman la primera línea de defensa. Ayudan a proteger al ojo de cuerpos extraños y presentan gran sensibilidad al tacto. El parpadeo también contribuye a proteger al ojo de cuerpos extraños y posibles traumas. Además distribuye la lágrima sobre la superficie ocular manteniendo la humedad. La apertura ocular está producida por la contracción de los músculos elevadores. El cierre palpebral por la acción del músculo orbicular. Pero a veces aquí es donde más se nota el envejecimiento, por lo que se pueden tratar los párpados caídos, el entropión o ectropión, xantelasma, blefaroespasmo, blefaritis/chalzion, tumores de párpados, parálisis facial, problemas de pestañas o traumatismos.
  • Solución de problemas en las vías lagrimales: las lágrimas se producen, principalmente, en la glándula lagrimal, situada en la zona superior externa de la órbita. Su principal función es mantener húmeda la superficie ocular, protegiéndola de la desecación mientras los párpados están abiertos. Además tiene otras funciones como nutrir a la córnea, proteger de infecciones, atrapar y enjuagar cuerpos extraños con el parpadeo e intervenir en la visión. Cualquier anomalía en la lágrima provoca un empeoramiento visual. Las lágrimas se eliminan hacia la fosa nasal a través de las llamadas vías lagrimales. Estas empiezan en el punto lagrimal. Existe uno inferior y otro superior en el ángulo interno de cada párpado y continúa con los canalículos superior e inferior, que son una especie de pequeñas tuberías que canalizan la lágrima hacia el saco lagrimal. En muchas ocasiones, estos dos canalículos confluyen en otro común antes de desembocar en el saco lagrimal, estructura que desempeña un papel muy importante en el correcto funcionamiento de la eliminación de la lágrima. Durante el parpadeo, el tendón del músculo orbicular exprime el saco lagrimal, ya que su inserción en la pared ósea de la órbita es mediante un doble tendón que rodea por delante y por detrás el saco y, al exprimirlo, actúa como una bomba de succión que aspira la lágrima que se va acumulando en la superficie ocular y la lleva hacia la fosa nasal a través del conducto lacrimonasal, que desemboca en la nariz. Cualquier alteración en una de las partes de esta vía se traduce en una mala eliminación de la lágrima y, consecuentemente, en un lagrimeo que puede ser constante o intermitente, pero puede solucionarse tanto en niños como en adultos.
  • Problemas en la órbita: la órbita es la cavidad ósea donde está alojado el globo ocular, los músculos que lo mueven, el nervio óptico y la grasa que rellena el espacio existente entre todas esas estructuras. Los principales problemas a solucionar son: orbitopatía tiroidea, evisceración /enucleación, tumores orbitarios y fracturas de órbita.
  • Por su parte, en la superficie ocular se pueden arreglar los problemas de sequedad ocular y pinguécula o pterigion.

Una doctora experta en quien confiar

Este tipo de cirugías y tratamientos son muy delicados, por lo que conviene siempre ponernos en buenas manos para que todo salga bien. Y como decíamos al principio, la mejor clínica de cirugía plástica ocular de España la tenemos en Canarias, de la mano de Cecilia Rodríguez, una médica oftalmóloga y cirujana oculoplástica, especialista en cirugía estética de ojos en Las Palmas, así como de cirugía reconstructiva de párpados, vías lagrimales y órbita.

Completó la especialidad de Oftalmología en el Hospital Nacional de Clínicas, Universidad Nacional de Buenos Aires, Argentina (2006). Posteriormente realizó en el mismo hospital el Fellowship de Cirugía Oculoplástica, Órbita y Vías Lagrimales (2007) a cargo del prestigioso profesor dr. Daniel Weil. En el año 2008 se trasladó a las Palmas de Gran Canaria y durante 5 años (2009-2014) se desempeñó como Jefa de la Unidad de Oculoplastia, Vías Lagrimales y Órbita en la Clínica Oftalmológica Gran Canaria. En la actualidad, la consulta privada de la dra. Cecilia Rodríguez está situada en la segunda planta del Hospital Perpetuo Socorro. Además es la médica responsable de la nueva Unidad de Párpados y Ojeras de la Clínica Ivalia Dermis.

También es cirujana oculoplástica de reconocidos centros oftalmológicos, entre ellos la Clínica Oftalmológica Pérez Silguero en Las Palmas de Gran Canaria y el Instituto Oftalmológico Amigó en Santa Cruz de Tenerife. Siempre a la vanguardia y en la búsqueda de mejorar la atención a sus pacientes, en el año 2012 obtuvo el Máster en Medicina Estética en la Universidad Juan Carlos, Madrid, España. Asimismo, es autora de varios capítulos de libros, publicaciones y ponente en congresos nacionales e internacionales. También es miembro de la Sociedad Canaria de Oftalmología (SCO), Sociedad Española de Oftalmología (SEO), Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria (SECPOO) y Sociedad Argentina de Plástica Ocular (SAPO).