23 octubre, 2014

Todo lo que el hormigón hace por tu familia

Sin duda el bienestar de nuestra familia es una de nuestras prioridades principales. Ante ella podemos conseguir ciertos artículos, hábitos, preocuparnos por diferentes actividades… pero hay un material cotidiano que puede hacer muchas cosas por las familias: el pavimento. Basándonos en los prefabricados de la empresa Eiros, hacemos un repaso de los usos del pavimento relacionado con las familias:

-como decoración de jardín: si tienes jardín en casa, puede usar losas, baldosas o bordillos para el suelo. Frente a otras materias como el barro cocido, evitarás por ejemplo que los más pequeños se escurran al salir de la piscina.

-como elemento urbano: si tienes algún tipo de poder en tu comunidad vecinal por ejemplo, puedes optar por pavimentos de hormigón para el suelo. La resistencia y su buen resultado a nivel estéticos son sus puntos fuertes.

-como fachada: como bien indica Eiros en su página web , “todo edificio necesita de una piel que lo proteja y le aporte identidad frente a los demás”. En este sentido el hormigón se convierte en planchas prefabricadas que ofrece libertad de posición, gran adaptabilidad de formas y tamaños y otras variables muy beneficiosas como la resistencia, la ausencia de escombros, la resistencia al fuego, el aislamiento acústico…

-como protección: nada mejor que levantar un muro de hormigón si vives en una zona apartada, especialmente cuando hablamos de casas en zonas de lujo residencial. El muro de hormigón suele tener connotaciones negativas, pero puede adornarse con celosías.

El uso del hormigón tiene muchísimas ventajas que puede mejorar la calidad de vida de la familia: ahorra costes, es rápido de colocar, proporciona aislamiento acústico, térmico y protección contra el agua; es reciclable y por supuesto, aporta esa fuerza que protegerá en su interior el desarrollo de la vida del hogar.