31 Enero, 2017

Una mudanza esperada

Una mudanza esperada

Después de mucho pensarlo nos tocaba irnos a vivir a Madrid. Dejábamos atrás nuestra Córdoba natal, donde trabajo de ingeniero Industrial no hay demasiado. Esperamos volver de regreso dentro de unos años para establecernos, pero de momento si uno quiere vivir de esto es lo que toca.

Nos tocaba hacer una mudanza esperada y es que desde el momento que terminé la carrera, supe que antes o después me tocaría irme de Córdoba. Mi pareja es profesora de inglés en una academia, así que esperaba encontrar trabajo en la capital de España.

Para vivir elegimos Alcorcón, pues es una ciudad que no está lejos de Madrid y tiene buenos enlaces de transportes. Además, el barrio donde íbamos a vivir nosotros, “Las Retamas” estaba francamente bien y era nuevecito.

En cuanto a la mudanza andamos mirando por Córdoba y al final terminamos confiando en mudanzasytransportestsr.com que nos parecieron experimentados y con una relación calidad/precio bastante adecuada a lo que estábamos buscando. Con todo esto, les llamamos y nos pusimos de acuerdo en las tarifas y nos enseñaron todos los permisos necesarios para hacer una mudanza, así como los seguros de la mercancía que llevarían de Córdoba a Alcorcón.

Tenían varios trailer, pero uno de ellos fue suficiente para llevar todas nuestras pertenencias. Afortunadamente nuestro piso en Córdoba tiene 2 dormitorios y 60 metros cuadrados, por lo que la mudanza no era tan voluminosa.

La mudanza transcurrió sobre lo previsto, no hubo problemas y llegaron todos los muebles y demás pertenencias a salvo. La verdad que se agradece que una empresa te haga el traslado de una manera formal y cumpliendo horarios. Mención aparte merecen los operarios, que han sido muy cuidadosos con todo, desde bajar los muebles a subirlos a nuestro nuevo domicilio.

Ahora que estamos en Alcorcón ya con todo colocadito y dos semanas viviendo, agradecemos habernos instalado con algo de antelación, así pudimos hacer algo de investigación por nuestra nueva ciudad y conocíamos donde teníamos que hacer todas las gestiones.

Fue todo un acierto optar por esta empresa de mudanzas. Al principio teníamos un poco de respeto e incluso se nos pasó alquilar una furgoneta para hacerlo, pero ciertamente nuestro antiguo piso no tenía ascensor y podíamos dejarnos la salud intentando bajar nuestro mastodóntico mueble-bar.

Al final creo que hemos tomado la decisión correcta, por lo que ha merecido la pena confiar por vez primera (nunca hicimos una mudanza), en este tipo de empresas. Servicio rápido, cuidan tus muebles y tanto la recogida como la llegada al punto de destino la hicieron según lo que estaba previsto en el contrato.

Fundamental el que elijas una empresa con experiencia y con buenas opiniones por parte de los clientes. En el caso de ellos realizaban mudanzas en por todo el país y tenían muy clarito el proceso que llevaban a cabo de mudanza:

  • Embalaje
  • Desmontaje del mobiliario
  • Permisos

Es una tranquilidad sabe que vas con una empresa seria y no con unos piratas. Hablando de piratas, hace dos meses unos vecinos perdieron la mudanza, los que se la hacían barata resultaron ser ladrones. Lógicamente no tenían seguro ni nada, así que todo perdido por no asegurarse contratando a gente profesional.