16 octubre, 2017

Salud dental en la SS

Salud dental en la SS

Jamás terminaré de entender el motivo por el que la Seguridad Social no cubre casi ningún tratamiento dental. Siempre se oye decir eso de que el dentista de la SS sólo sirve para sacarte muelas, para nada más, y la verdad es que tienen razón. Si te duele la muela del juicio puedes pedir cita con él y abrir la boca porque te extraerá la muela tras una pequeña anestesia en la encía, pero como sea otro diente el que te duele no te aconsejo acudir a ellos porque acabarás sin él y, probablemente, aún lo necesites.

En algunas comunidades hay algunas ventajas porque la Seguridad Social  cubre algún empaste al año, sobre todo si eres menor, pero eso es sólo en algunas zonas de España y sólo hasta determinada edad.

Mi hija, que nació hace unos 6 años, tuvo una muy mala experiencia con su salud dental hace año y medio, y nosotros con ella también. Un niño, algo mayor que ella, la empujó mientras jugaban y cayó de frente contra el suelo dándose un tremendo golpe en la barbilla y la mandíbula. Al principio, además del dolor inicial del golpe, no parecía haber ocurrido nada más allá, pero conforme fueron pasando los días empezaron a caérsele los dientes de leche a trocitos, y a ponérsele las encías negras.

La clínica dental Mesiodens nos ayudó con el problema que, aunque no parecía grave, lo era, y mucho.

El golpe que recibió le había quebrado los dientes desde dentro y, poco a poco fueron cayéndole a trocitos, salvo los que se le quedaban dentro de las encías, que le estaban creando una infección realmente peligrosa. Tuvo que estar acudiendo al dentista durante meses: le extraían los trozos de dientes, la curaban y le daban antibióticos para parar la infección. No sé cuánto dinero nos gastamos pero tengo que darles las gracias a los profesionales de Mesiodens por las facilidades que nos dieron para poder hacer frente a todo el tratamiento, son maravillosos.

Cuando el momento ayuda

La edad de mi hija facilitó un poco el proceso ya que estaba a punto de empezar con la dentición definitiva, es decir, que a partir de los 6 años más o menos empiezan a salir los dientes adultos, los que duran para toda la vida, y sólo tuvo que estar unos meses comiendo por los laterales con las muelas porque no le quedaban dientes con los que morder bocadillos ni nada similar por delante.

Sin embargo, a pesar del gran trabajo de la clínica y del cuidado que lleva ahora ella con la higiene bucodental, nos han dicho que es de vital importancia que tenga un seguimiento exhaustivo  y que es posible que tenga algunas caries a consecuencia de lo ocurrido. Debido a ello hemos decidido hacernos un seguro dental familiar. El que más cobertura tiene es el de Adeslas., lo contraté en la oficina de Adeslas en Rivas y hasta ahora todo ha ido como la seda, no tengo queja ninguna, lo que no significa que esté de acuerdo con el tema de la Seguridad Social. ¿Acaso lo que le pasó a mi hija no es un tema que deba tratarse? ¿qué debía hacer? ¿esperar a que la infección le llegara a la sangre para llevarla a un hospital público y conseguir así que la trataran ? Lógicamente no iba a hacer eso y por eso ya tengo mi seguro dental conmigo, pero sigo pensando que es una total injusticia.

Entiendo que si la Seguridad Social se pusiera a pagar tratamientos dentales en toda España no aguantaría ni tres meses.  A una media de 40 euros el empaste, poniendo a un empaste por persona y esperando que no sea nada más grave como una endondocia o periodoncia, acabaríamos con las arcas del Estado. Pero eso es una cosa y otra que ante un problema de salud tan grave como el que nos ocurrió a nosotros no podamos acudir a la salud pública. No se trata de estética, ni de un empaste, ni de una extracción, sino de una infección que podría haberle costado la vida a mi hija.

Creo que ante casos así deberían haber excepciones porque lo que no es normal es que una familia sin recursos económicos, en un caso como el nuestro, habría tenido que esperar a que la infección fuera tan grave que el hospital público empezara a tratar a la niña de manera gratuita, poniendo así en riesgo la vida de la pequeña, todo por culpa del dinero.