28 abril, 2017

La adaptación de los niños es asombrosa

La adaptación de los niños es asombrosa

Si una futura madre, un futuro padre, te dijeran que no sienten un pánico atroz ante la llegada de su primer hijo o hija, seguramente te estarían mintiendo. Si a esto acontecimiento le sumamos el hecho de que una de las partes de la pareja es sorda, las dudas todavía son mayores. No saben si su futuro vástago será sordo o no, y si no lo es, no saben si el progenitor con sordera logrará llegar a entenderse con su hij@. Por otro lado, no tienen la seguridad de que éste se pueda desarrollar normalmente como en otra familia de oyentes en la que se comunican a través del lenguaje oral y no por medio de una lengua de signos.

Todas estas dudas se las plantearon Maite y Edu antes de la llegada de Manuela, su hija. Edu es sordo y le preocupaba enormemente no poder llegar a tener una comunicación real con su hija. Este temor, todavía no ha desaparecido del todo, y por eso acuden a asociaciones de apoyo a familias de sordos, una ayuda fundamental para estas personas que encuentran aquí, junto a otras en la misma situación, la comprensión que necesitan.

Además, el papá de Manuela, no nació sordo, sino que se quedó sordo cuando era un niño, piensan que debido a una infección, pero nadie lo tiene muy claro, y por eso no saben si le sucederá lo mismo a la niña. Y aunque Maite se muestra bastante más optimista que su marido, también es verdad que le realizan a su hija pruebas de audición periódicas.

Según los expertos y expertas en materia, se puede criar perfectamente a un hijo o hija en una ambiente en el que uno de los miembros de la unidad familiar padece sordera, ya que l@s peques no tienen ninguna dificultad en aprender la lengua de signos. Cuando son pequeños son como esponjas y pueden llegar a hablar hasta 3 idiomas. ¿Cuántos pequñ@s hay que hablan gallego, catalán o vasco y además inglés? Pues lo mismo ocurre con la lengua de signos. Esta es sólo una lengua más como otra cualquiera y no suponen ningún problema para los niños y niñas oyentes.

Cómo prevenir la sordera

Casi 400 millones de personas en todo el mundo sufren alguna discapacidad auditiva, que se debe, entre otras causas, a la genética, infecciones, fármacos, complicaciones durante el parto, el ruido o la edad avanzada, y más de la mitad de estos casos podrían haberse evitado con una detección temprana.

Si crees que puedes tener algún problema de audición, por favor, no esperes más y realiza una sencilla prueba, que si bien no puede sustituir a la prueba de audición real por un profesional en el cuidado de la audición, puede ser muy útil para determinar si puede existir algún problema. En InnovaAudio Servicios Auditivos, podrás realizar un test auditivo online de gran ayuda para saber si estás perdiendo oído, aunque siempre se recomienda que se realice una prueba en mayor profundidad con un audioprotesista. Innovaudio es un centro auditivo en Pozuelo, Madrid, que cuenta con un equipo de profesionales altamente cualificados. Son expertos en audífonos  y dedican todos nuestros esfuerzos a conseguir una solución personalizada para cada paciente a fin de que cada uno encuentre los audífonos digitales adecuados.

Y es que los audífonos mejoran enormemente la situación de las personas con pérdidas de oído, igual que los implantes cocleares u otros dispositivos, pero sin ninguna duda, la prevención es la mejor arma contra la sordera.

Algunas medidas preventivas serían las siguientes:

  • Vacunación frente a las enfermedades infantiles y en la adolescencia
  • Cuidar la higiene y la salud materno-infantil
  • Realizar pruebas de otitis a los y las menores
  • Evaluación y diagnóstico temprano de los bebes con antecedentes o riesgo
  • Minimizar la exposición al ruido fuerte
  • Fomentar los buenos hábitos para reducir el problema de la contaminación ambiental, concienciando sobre el uso de protectores en caso de que sea necesario.

Recuerda, la sordera afecta principalmente a los niños y niñas pequeños y a las personas mayores de 60 años. Más de la mitad de los casos de sordera se podrían haber evitado si se hubieran tomado las medidas preventivas oportunas.