18 mayo, 2017

Educación en ecología, la educación del cambio, la educación del futuro

Educación en ecología, la educación del cambio, la educación del futuro

Educar a los niños y niñas en la ecología y el respeto por el medioambiente, por los animales no humanos y por el resto de la humanidad, es fundamental, y conviene hacerlo a edad temprana. La educación en ecología debe empezar en el propio hogar y continuar en la escuela, de forma que los y las más peques puedan interiorizarlo y fomentar una actitud de respeto hacia la naturaleza y las especies.

Debemos promover un estilo de vida al aire libre, en contacto con la naturaleza, que nos haga sentir esa conexión con el todo y al mismo tiempo la necesidad de cuidarlo. La naturaleza ha de ser nuestro hogar, la toma de conciencia a ese respecto es fundamental para la supervivencia del ser humano en la Tierra, para la continuidad de las especies. Porque los seres humanos, cada vez se preocupan más por su comodidad propia y menos por la del resto. Y este es el verdadero problema.

Esa deseada comodidad implica también la anulación del pensamiento y de la capacidad crítica a favor de la posesión de bienes materiales, sobre todo en la era tecnológica. La felicidad hoy no es entendida como paz o tranquilidad, harmonía o equilibrio, tolerancia o respeto. La felicidad es comodidad y esta nos la proporciona la tecnología.

Los y las expertas aseguran que la era tecnológica es tan deshumanizadora que el individuo ha perdido totalmente su conexión con la naturaleza. Ya pocos se limitan a disfrutar de la mera contemplación estética, de la satisfacción única que supone esa experiencia. Hoy se fotografía todo, ya no se vive, ni se siente, es necesario plasmarla en formato digital, de lo contrario, parece que no ha pasado. Es como si el mundo virtual tuviera más fundamento, fuera más real que la propia realidad. El ser humano está experimentando y fomentando su propia huida del mundo. Películas como Mátrix no iban tan desencaminadas…

Yo tengo claro que el contacto con la naturaleza es fundamental y por eso intento realizar diferentes actividades de ocio con la familia al aire libre, alejados de la tecnología, de los ordenadores, de las tablets, los móviles y de esas dichosas redes sociales, que lejos de socializar, fomentan totalmente el solipsismo. Y por supuesto que mis hijos utilizan nuevas tecnologías, pero sólo para aprovechar las excelentes ventajas que brindan, y no para perderse en ellas y no querer salir.

La educación natural debe empezar en casa

Los niños y las niñas hacen lo que ven, por lo tanto los progenitores deben ser los primeros en promover este cambio de actitud. Y no se trata sólo de reducir, de reutilizar, de reciclar. No es sólo cuestión de practicar actividades al aire libre y de fomentar el cuidado y el respeto por el medioambiente. También hay que vigilar los productos que compramos y tener en cuenta su repercusión en la naturaleza o en los animales no humanos.

Estoy hablando de los productos de higiene y desinfección del hogar, de los cosméticos y de los ambientadores. Aquí es donde tenemos que tener especial cuidado ya que muchos de estos suponen un importante impacto medioambiental a todos los niveles, ya que además de contaminar los ríos y los mares, reduce significativamente el número de especies que habitan en ellos.

Los detergentes y desinfectantes son especialmente abrasivos y son responsables de la muerte de millones de criaturas acuáticas, por eso es aconsejable utilizar productos de limpieza ecológicos, como los que tienen en esta tienda de productos de limpieza online, tanto para el hogar, como para hostelería u otros sectores (mantenimiento industrial, automoción, náutica, limpieza urbana). En su catálogo de productos ecológicos cuenta con multitud de productos, detergentes, desinfectantes, geles, lavavajillas, limpiacristales, desengrasantes, crema limpiamanos, abrillantadores de carrocería, limpiadores higienizantes, desinfectantes, servilletas, etc… Todos ellos productos de primera calidad y respetuosos con el medioambiente. Además, son solidarios y les preocupa tanto el medioambiente y su conservación, como por las personas que pasan dificultades. Por esta razón se comprometen a donar el 1% de sus beneficios anuales a diferentes ONG´s y así contribuir a proyectos solidarios que contribuyan a mejorar las condiciones de vida y a cuidar el entorno.