2 septiembre, 2017

Cosas que hacer en Barcelona con los Peques

Cosas que hacer en Barcelona con los Peques

Estas últimas vacaciones hemos aprovechado para ir a hacer una visita a unos familiares que viven en Girona, así que decidimos pasar un par de día con los niños en Barcelona.

Nos alojamos en un Hotel de la cadena Mercer, situado en el corazón del barrio gótico de la Ciudad Condal, muy cerca de la catedra.

El hotel ocupa una serie de edificios de gran valor arquitectónico en la calle Lledó, construidos sobre una parte de la muralla romana de la antigua Barcino y cuenta también con arcos medievales y frescos originales del siglo XII: Una propuesta arquitectónica que sorprende y cautiva a nuestros huéspedes.

Me sorprendió mucho la impresión que les causó el hotel a los niños, así como el barrio gótico, pensé que tal vez se podían asustar un poco con algunas de las extrañas figuras de piedra de las paredes, pero, todo lo contrario, casi es lo que más les gustó.

Itinerario para un Día Perfecto en Barcelona con los más Pequeños

Hay una serie de destinos que no pueden faltar en tu visita con los peques a la ciudad de Guadí. Precisamente, empezando por el Park Güell y su Dragón. Al fin y al cabo, son unos de los iconos de la ciudad de Barcelona. Está situado en la parte alta de la ciudad, tiene más de 100 años de historia y es otra de las joyas arquitectónicas del brillante Antoni Gaudí. La Escalinata del Dragón, la Sala Hipóstila, la Plaza de la Naturaleza o los Jardines de Austria, son solo algunos de sus espacios emblemáticos.

Y como no todo va a ser arquitectura, a los niños también les va a fascinar todo lo que pueden ver en CosmoCaixa. Allí estarán rodeados de ciencia y sin duda, lo mejor de este museo es que sabe cómo acercárnosla. CosmoCaixa tiene más de 50.000 m2 de instalaciones. Espacios y exposiciones permanentes como el planetario, el Muro Geológico o el espectacular Bosque Inundado, son las auténticas estrellas del museo.

A lo largo del día, también van a apetecer algunas actividades al aire libre. En este sentido El Parque del Laberint d’Horta es una de las mejores elecciones. Este parque alberga el jardín más antiguo de Barcelona, data del siglo XVIII y nació como un jardín neoclásico. Su nombre viene dado por un laberinto de cipreses perfectamente recortados que parece sacado de un cuento.

Un plan de tarde excepcional y que tiene 100% de éxito entre prácticamente todos los peques es el que les espera a más de 500 metros sobre el nivel de mar, coronando la sierra de Collserola, se encuentra, el parque de atracciones del Tibidabo. Es mítico en Barcelona, tanto como el Camino del Cielo, en el que se encuentran las atracciones más emblemáticas como el Carrusel o El Avión. La Montaña Mágica del Tibidabo Montjuic es también un mirador privilegiado de Barcelona. Por cierto, se puede subir en funicular.

Nos vamos hasta la Barcelona más nueva para probar una tirolina de 120 metros. En el parque del Forum encontramos el Bosque Urbano de Barcelona, un parque de aventura con más de 50 atracciones entre tirolinas, redes, lianas, puenting, etc. Tiene diferentes circuitos algunos pensados para disfrutar en familia y otros, reservados para los más atrevidos. Si te atreves con todo prueba el primer parque de aventura urbano de Barcelona, ¡seguro que los peques te sorprenden!

Para los más golosos podemos acabar la tarde en el Museo del Chocolate de Barcelona te ofrece un viaje a través de la historia del cacao, sus orígenes, la llegada a Europa, etc. Está relleno de deliciosas figuras de chocolate esculpidas por los maestros pasteleros de la ciudad.

Y ya para dar un último paseo podemos ir Parque de la Ciutadella de Barcelona es uno de los mejores rincones para visitar en familia. Con zonas verdes, un lago con barquitas (a tus hijos les encantará), una cascada preciosa e incluso la escultura de un mamut, no tendréis excusa para no pasar un día perfecto.