3 octubre, 2017

Porqué alimentar a los más pequeños con productos biológicos

Porqué alimentar a los más pequeños con productos biológicos

Parece que la sociedad se empieza a concienciar de que llevar una alimentación saludable es una de las claves para vivir mejor. Porque en lo que respecta a la dieta, desde hace unos años hemos estado alimentándonos de una manera saludable, y en parte es debido a la composición de los alimentos.

Ya hace un tiempo que salieron los estudios que demostraban que el aceite de palma influye en gran medida en el desarrollo del cáncer. Y aún hace más tiempo que sabemos que los insecticidas y plaguicidas que se ponen en las plantas pueden causar enfermedades realmente graves.

Gracias a todos estos estudios podemos cambiar nuestros hábitos para llevar una vida más sana. Y si por un momento nos fijamos en quienes son los que más concienciación necesitan, nos damos cuenta de que son los niños. No solo porque si se alimentan mejor estarán más sanos, sino porque los niños pueden hacer cambiar la opinión y costumbres de los padres.

Por eso venimos a hablar hoy de un tema que es importante en un momento en el que lo que de verdad necesita la sociedad es un cambio de hábitos en lo que se refiere alimentación. Hoy vamos a hablar de los beneficios que conlleva la ingesta de alimentos ecológicos en la salud de los niños.

Los alimentos biológicos son aquellos que se producen bajo un conjunto de procedimientos que evitan el uso de productos químicos y procesados aditivos, y en el caso de las frutas y verduras sin pesticidas ni transgénicos. El motivo por el que estos alimentos son más sanos es porque contienen niveles más bajos de metales pesados tóxicos.

Qué conseguimos alimentando a los niños con productos ecológicos

En primer lugar, gracias a que los alimentos orgánicos están libres de cualquier tipo de productos químicos o transgénicos, conseguimos que disminuya la posibilidad de que se desarrollen alergias. Y en el caso de que ya se tengan alergias, se consigue que las dolencias se mitiguen y incluso se superen.

También se mejora la dieta y el funcionamiento del organismo, ya que el consumo de alimentos orgánicos se asocia con el consumo de vegetales. Y esto produce librarse de la dependencia de ingerir un exceso de proteína animal, así como de hidratos de carbono. Al fin y al cabo, todos los padres deseamos que nuestros hijos coman más verduras, y aquí tenemos una oportunidad para conseguirlo.

Cómo implicar a los niños en el consumo de productos ecológicos

Los padres tenemos un gran poder a la hora de crear hábitos en los niños, sobre todo con las cosas que nos gustan. Muchas familias optan por dedicar un espacio de la casa para crear un pequeño huerto en el que cultivar verduras ecológicas. Una terraza es un espacio perfecto, y sino dispones de espacio, existen empresas que alquilan terrenos para crear tu propio huerto.

El cultivo de vegetales ecológicos permitirá enseñar a los niños lecciones y principios muy importantes en su vida. Sobre todo, en lo que se refiere al éxito y al fracaso, porque no siempre se acierta con la clave para que un cultivo crezca, y hay que repetir. Pero cuando se tiene éxito, se consigue un producto que es fruto de su propio trabajo y que pueden consumir.

Pero si no se tiene tiempo o no hay ganas de complicarse la vida siempre se pueden comprar productos orgánicos, como los que ofrece Probelte biotecnología, una empresa líder en la Investigación, desarrollo e innovación en el sector de los extractos naturales, que dispone de una tienda online en la que comprar productos biológicos de primera categoría.

En conclusión, la manera en la que alimentamos a nuestros hijos es importante de cara a su salud y a su crecimiento. Además enseñamos lecciones y hábitos que son de mucha importancia de cara a su futuro.