2 marzo, 2018

Problemas dentales asociados a la tercera edad

Problemas dentales asociados a la tercera edad

Los últimos avances en medicina están mostrando que los seres humanos vamos a vivir más años debido a los mencionados avances. La cura del Cáncer parece que está cada vez más cerca, y los avances en cirugía y en genética nos indican que va a ser posible tratar enfermedades que hasta ahora no tenían tratamiento.

A pesar de todo, no podemos olvidar que a día de hoy los ancianos siguen siendo uno de los grandes focos de enfermedades. Y es normal, porque conforme va pasando el tiempo la salud se resiente y las defensas bajan. Por eso es importante la prevención de enfermedades mediante la información y la concienciación.

Uno de los problemas habituales en los ancianos suele estar relacionados con la salud dental, ya que el uso de prótesis dentales puede generar la entrada de bacterias a la boca. Además, muchas personas mayores no suelen cumplir las revisiones dentales, y esto puede generar problemas en las encías en el caso de que no se detecten a tiempo.

En el artículo de hoy vamos a hablar de los principales problemas dentales que se suelen detectar en las personas mayores. Por suerte, la mayoría de estos problemas son menos probables si se lleva a cabo una limpieza bucal diaria, y se acude con frecuencia a las revisiones dentales.

Las enfermedades clásicas

El deterioro de los dientes no solo afecta al esmalte (que se oscurece produciendo manchas), sino también a la raíz. Las caries radiculares, es decir, las que se dan en la propia raíz del diente, suelen ser las más comunes en las personas mayores. El motivo es que el retraimiento de las encías fruto del envejecimiento expone ahora zonas que antes estaban protegidas por el esmalte dental, predisponiendo a la aparición de caries. Por ello, es importante utilizar un cepillo adecuado que ayude a alcanzar la zona radicular; cepillarse los dientes después de cada comida con pasta fluorada; usar hilo dental y reforzar la higiene con enjuagues bucales.

Al estar la raíz más expuesta y los dientes más desgastados, la sensibilidad dental puede aparecer o agravarse en la tercera edad. Eso hace que determinadas zonas sean particularmente sensibles al dolor ante el consumo de alimentos y bebidas frías o calientes, ácidas o dulces. Es recomendable utilizar pasta para dientes sensibles y, si persiste el problema, consultar al dentista.

La sequedad bucal o xerostomía es muy común en las personas de edad avanzada y suele estar causada por la toma de medicamentos o por alguna enfermedad asociada a la edad. Si no se trata, puede originar distintas patologías sobre encías y dientes. Para prevenir la sequedad se aconseja beber muchos líquidos. Tomar dos litros de agua al día ayudará a la generación de saliva y protegerá los dientes. No obstante, también se puede recurrir a determinados productos, como espráis o enjuagues bucales, aunque siempre bajo prescripción del odontólogo.

Las prótesis dentales hacen la vida más fácil a los mayores, pero es importante limpiarlas y cuidarlas tanto como los dientes naturales. Por ello, se recomienda utilizar un cepillo especial para prótesis y visitar al dentista al menos una vez al año para su revisión. Es por tanto imprescindible llevar a cabo limpiezas periódicas, y revisar la dentadura para que no se produzcan enfermedades dentales.

En la tercera edad son muy comunes las enfermedades de las encías, que se agravan por factores como una higiene oral deficiente, el uso de medicamentos, el estrés, el tabaquismo, o el hecho de padecer enfermedades como diabetes, cáncer o afecciones cardíacas. La enfermedad periodontal es reversible en las primeras fases, por lo que es clave detectarla a tiempo y seguir el tratamiento que el dentista considere más adecuado.

Es primordial comunicar al odontólogo enfermedades preexistentes, sobre todo en el caso de diabetes, cáncer o afecciones cardíacas que pueden afectar a la salud oral. El especialista debe saberlo para que pueda atender correctamente estas necesidades especiales.

Por último, en muchos casos, los problemas gastrointestinales en los mayores están causados por deficiencias bucodentales. Una dentadura incompleta provoca la inadecuada masticación de los alimentos, dando lugar a una mala digestión y obtención de nutrientes. Por eso son importantes las revisiones que comentábamos anteriormente.

Para ir a revisión simplemente hay que acercarse a clínicas dentales profesionales, como las que están asociadas a Dentistas COE. El Circulo de Odontólogos y Estomatólogos es una alianza de profesionales de la odontología que se han unido para ofrecer calidad en diagnóstico, tratamiento y servicio.