26 mayo, 2016

Alimentación más sana para los niños

Alimentación más sana para los niños

La alimentación es uno de los factores que más me preocupa en mis hijos. Estoy harta de ver esos anuncios de empresas de hamburguesas o de alimentos que se ven perfectamente que están llenos de conservantes y colorantes. Por eso, quiero levantar la voz a favor de una alimentación más sana entre los niños.

  • Por eso, os voy a comentar una serie de alimentos que siempre estén presentes en la alimentación de mi hijo. Lo que tengo claro es que las frutas y verduras son a diario. Tienes que ofrecer al niño frutas y verduras diariamente, de temporada, que aporten a su organismo vitaminas, minerales y fibra. Hay una empresa como Cultifot, que está especializada en estos productos químicos para la agricultura que nos ofrece lo mejor de la huerta.
  • Les doy tres o cuatro raciones de productos lácteos al día. Sirven para asegurar el calcio que los huesos necesitan. Yo siempre les recuerdo que mi madre no me dio nada de leche cuando era un crío, y ahora tengo problemas de huesos, como por ejemplo, un principio de osteoporosis, que esperemos que no vaya a más.
  • Siempre utilizo aceite de oliva porque es el más recomendable para cocinar y tomar en crudo. Nunca faltan las proteínas, presentes en productos como pescado, carne, huevos o jamón son suficientes para aportar al organismo de los niños la cantidad de proteínas que necesitan.
  • Y no me olvido de los hidratos de carbono. El pan, el arroz, la pasta, las patatas y los cereales aportan los hidratos de carbono complejos que el niño necesita. Si compras productos integrales, le aportarás fibras y aumentará su ingesta de vitaminas y minerales. Todo ello con la intención de programar una alimentación que incluya alimentos de todos los grupos, sin abusar de ninguno de ellos. Todos los alimentos son buenos, lo importante es el equilibrio entre ellos.
  • Aunque es complicado, solo lo beben en días muy concretos, hay que intentar eliminar las bebidas con gases y con cafeína, lo mejor es el agua. Aunque ya sé que esto es una tarea complicada, ya que su madre es la primera que si hay una coca cola es la primera que va a por ella.

shutterstock_431938138reducida

Comer en familia

Y sobre todo les he enseñado a que en su alimentación no hay ningún producto malo. Y por supuesto, cuida tu alimentación y tu hijo te imitará.  Porque si ve que tú eres la primera que no lo haces, como le puedes pedir algo a él. Y que no se me olvide, establecer un horario regular para las comidas en familia. Las comidas en familia ofrecen la oportunidad de presentarle al niño nuevos alimentos y de que, como te decía antes, des el ejemplo llevando una dieta saludable.

Si todo esto lo acompañas con un poco de ejercicio, estoy segura de que tu hijo no tendrá ningún problema de obesidad. Sin embargo, la comodidad de los padres ha provocado que en los últimos años los más pequeños tengan problemas de sobrepeso. Por último, y como recomendación, haz que la hora de la comida sea un momento agradable y donde uno se sienta a gusto, sin discusiones o sermones, si no, su mente lo asociará a un suplicio y será aún peor.